CARIES

La caries es una enfermedad que cursa con la destrucción del tejido dental causada por los ácidos liberados por bacterias depositadas en la superficie de los dientes. Si no es tratada, produce destrucción de los tejidos duros del diente, e inflamación y posterior necrosis (muerte) de la pulpa dental.

Es una enfermedad multifactorial de origen bacteriano que cursa con la destrucción localizada de los tejidos mineralizados dentarios:

Factores causantes

Se produce de fuera hacia dentro, en forma de flecha, y depende de cuatro factores:

si no se encuentran todos estos factores no se producirá caries.

Huésped: la composición externa del diente, donde esté localizado, la posición, son factores que hacen que los dientes retengan más o menos placa bacteriana. Los dientes posteriores, molares y premolares, son más susceptibles a las caries que los dientes anteriores porque la lengua no limpia tan fácilmente su superficie, así como por su anatomía, posee más fisuras y surcos que facilitan la acumulación de placa.

Tiempo: la placa bacteriana debe ser eliminada antes de que se calcifique, si la eliminamos con la higiene antes, no se producirá caries.

Dieta: la presencia de carbohidratos fermentables en la dieta condiciona la aparición de caries, sin embargo los almidones, contenidos en patatas, almendras, cacahuetes, no la producen.

Bacterias: aquellas capaces de formar ácidos orgánicos y polisacáridos extracelulares, son, entre otros: streptococos mutans, streptococos sanguis, lactobacillus acidophilus, actinomyces naeslundii y actinomyces viscosus.

Clasificación de las caries

Según su evolución las caries se clasifican en: